¿Cómo no enamorarse de Cozumel?

La Vida Es Viaje

Cozumel-Mexico-Quintana-Roo-lavidaesviaje-2

Ya había estado antes en Cozumel. En una ida relámpago, mi primer contacto con el lugar, rodeé la isla en una motoneta rentada. No sé si por intervención de la diosa Ixchel, la autoridad insular desde tiempos de los antiguos Mayas, poco tiempo después de volver a Cancún recibí la noticia de que sería papá por primera vez.

— ¿Sabes andar en moto? — me preguntó sin mucho interés el dependiente del local.
— ¡Claro! — contesté yo. Por supuesto que jamás lo había hecho.

Afortunadamente, la bicicleta es lo mío y solo tuve que acostumbrarme al impulso del motor. Valeria venía abrazada… (seguir leyendo en lavidaesviaje.com.mx)

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s